CORRIENTE SINDICAL CARLOS CHILE (CSCCh) Sobre la pandemia y el ajuste

CORRIENTE SINDICAL CARLOS CHILE (CSCCh)
Sobre la pandemia y el ajuste

La Corriente Sindical Carlos Chile considera adecuada la lógica de prevención sanitaria del aislamiento en cuarentena, señalando los límites que esta tiene para la población empobrecida de nuestro país, casi la mitad de la población, especialmente en los bolsones de pobreza que rodean a los grandes centros urbanos. 

Desde la CSCCh coincidimos en privilegiar la salud de las trabajadoras, los trabajadores y de la población en general. Al mismo tiempo denunciamos el chantaje de las patronales que pretenden retomar la “normalidad” de la actividad económica, ya que el parate de la producción y la circulación de bienes y servicios les impide la explotación, y con ello, la obtención de ganancias y su acumulación. 

El chantaje empresario se explicita en los despidos más allá de las disposiciones de prohibición de cesantías, pero también en el desconocimiento de precios máximos en las propias compras del Estado. 

Queda claro que el Estado no está pudiendo disciplinar a las empresas que definen la dominación, y por eso, desde la CSCCh demandamos la participación popular en el control de precios, la distribución de los alimentos y la organización de la vida cotidiana, muy en especial en la organización de la producción y la distribución auto gestionada para satisfacer las cotidianas necesidades de la población.

Más allá del discurso oficial y de las medidas parciales que se vienen tomando, la Pandemia y la Cuarentena son funcionales a la aplicación del ajuste económico entre los sectores populares. Se expresa en aumentos generalizados de los precios de alimentos con la consiguiente pérdida del poder adquisitivo de los salarios e ingresos populares. En ese sentido deben sumarse los despidos, suspensiones y pérdidas de fuentes de trabajo y las paritarias, conteniendo la demanda por mejoras salariales. 

La realidad nos muestra, más allá de cualquier aspiración o deseo, la consolidación del AJUSTE entre los de abajo. En los territorios en las barriadas populares la ayuda alimentaria no llega a todos los necesitados. Dos cuestiones provocan el agravamiento de esta situación. Los recursos del Estado resultan insuficientes y la distribución de los alimentos y beneficios sociales se realizan por medio de las organizaciones sociales afines con el gobierno. 

Entendemos desde la CSCCh, que la participación de las organizaciones sociales en el trabajo social en el territorio es fundamental y amerita siempre su impulso y fortalecimiento. Pero pensamos que las mismas deben ser reconocidas por igual; como única garantía que posibilite una distribución igualitaria de los recursos. Es alarmante que el bono de 10.000 pesos será recortado en un gran porcentaje debido a consideraciones burocráticas administrativas. La CSCCh exige que dicha retribución debe llegar a todos los inscriptos. 

El gobierno anunció la posibilidad de aplicar un impuesto del 1,5 por ciento sobre las grandes fortunas; si bien la medida instala el debate y potencializa la lucha contra los poderosos, resulta insuficiente para paliar las dramáticas emergencias que atraviesa nuestro Pueblo. Por lo tanto, se hace necesario gravar las grandes riquezas en un 10%. En tal sentido, el diferimiento del pago de 10.000 millones de dólares para el año 2021 de la deuda bajo jurisprudencia argentina es un paso que debe ser ampliado al conjunto de la deuda, al tiempo que se genere una auditoría con participación popular de toda la deuda. No alcanza con ese límite de tiempo y la medida debe continuar hasta que haya resultado de la investigación con participación popular. 

Tanto la suspensión de los pagos de la deuda externa y su correspondiente auditoría, como la reconfiguración de la política tributaria en donde paguen las grandes fortunas son medidas estratégicas para revertir la orientación del ajuste para que la crisis no la paguen las trabajadoras, los trabajadores, ni el pueblo.

Buenos Aires, 8 de abril de 2020

Firman: Julio Acosta, Sebastián Farías, Hugo Blasco, José Luis Ronconi, Carmen
López, Carlos Perusini, Carla Rodríguez, Nestor Jeifetz, Guillermo Díaz, Leandro Del
Greco, Marcos Wolman, Pola Monti, Beatriz Rajland, Julio Gambina, Manuel
Gutiérrez, Gabriel Martínez, Ana Fleitas, Claudio Acosta, Daniel Campione, María
Elena Saludas, Enrique Elorza, Marisa López, Marcos Perusini, Eduardo Shmidt,
Angel D’Amico, Carlos Ordóñez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *