PARITARIAS EN LA PAMPA – ACUERDO SALARIAL

PARITARIAS EN LA PAMPA – ACUERDO SALARIAL

La Paritaria General sobre salarios concluyó con un acuerdo que da respuesta a los reclamos de los gremios representantes de trabajadores y trabajadoras del Estado provincial.

Luego de discusiones y cuartos intermedios se fueron acercando las posiciones hasta alcanzar un acuerdo.

Previamente la Mesa Intersindical, conformada por los gremios LUZ Y FUERZA L.P., UPCN, ATE, APEL, SITRAJ y SiTraSaP, había mantenido una reunión con el gobernador Sergio Ziliotto para repasar lo acontecido salarialmente en el año 2020 y sobre la política salarial para este año.

 

En términos generales el gobernador se comprometió a acompañar la inflación del 2021,  recomponer lo perdido en 2020 y realizar acuerdos cortos.

 

La paritaria firmada consiste en: un incremento del 8 % retroactivo a febrero, agregar un 2 % en marzo, llevando el aumento al 10 %, y una cláusula gatillo en el mes de abril para cubrir la inflación del primer trimestre.

Otra clausula gatillo para cobrar en julio cubriendo la inflación del semestre y en el mismo mes, volver a reunirse para discutir una recomposición salarial que recupere parte de lo perdido en 2020.

La política salarial de la Mesa Intersindical consiste en tramos cortos con cláusulas gatillos que acompañen a la inflación y la recuperación en el presente año de lo perdido en 2020.

Que se incluya la clausula gatillo, es un logro de los gremios, porque asi se aseguran que, trabajadores y trabajadoras no pierdan poder adquisitivo ante cualquier disparada inflacionaria en el primer semestre.

En el acuerdo no hay sumas fijas, ni sumas no remunerativas, solo aumentos a los básicos de convenio, única manera de mantener el poder adquisitivo de los salarios.

La paritaria pasó a cuarto intermedio para el lunes 22 de marzo para discutir la readecuación de la escala salarial 643, el pase de la suma remunerativa a los básicos, recategorizaciones y el aumento a las asignaciones familiares. Esto generará nuevos ingresos en los bolsillos de las y los trabajadores.